jueves, 31 de octubre de 2013

Felicidad fuera de casa

Felicidad fuera de casa

¿Por qué la gente tiende a enojarse, poner mala cara, gritar o reclamar cuando una persona, en su lugar de trabajo, está sonriendo? De verdad que no entiendo el por qué… o qué le molesta a los demás que uno disfrute de su ambiente laboral. Es extraño.
Pasamos la mayor parte del día encerrados en un lugar; nuestro segundo hogar como muchos comienzan a llamarlo. Nuestro lugar de trabajo. Yo, por ejemplo, trabajo doce horas al día, viajo ida y vuelta un total de dos horas más; es decir, paso catorce horas fuera de mi casa y creo, de verdad, que merezco pasarlo bien y sonreír en mi trabajo a la hora que se me  dé la regalada gana.
Trabajo en el área de salud, un lugar serio, lo sé. Trato con enfermedades e incluso con las vidas de personas ajenas a mí. Pero, no por ello quiere decir que debo estar todo el día seria o afectada por cada enfermedad que vea o aprecie. No. ¿Se imaginan nos pusiéramos a llorar con cada muerte que apreciamos? ¿Con cada diagnostico terrible? ¿Se lo imaginan? Viviríamos poco tiempo. Moriríamos jóvenes y quizá nos suicidaríamos. Además, si una persona muere a las dos de la tarde, no puedo quedarme allí, lamentándome su muerte por horas. No, debo seguir tratando con veinte personas más que necesitan atención; y ellos no me pueden ver afectada, ni mucho menos desanimada.

Por eso, gente, yo trato de sonreír todo el día. Cada palabra que dicen mis compañeros es motivo de alegría para mí. Siempre habrán bromas de todo tipo, sonrisas e incluso carcajadas. No porque trabaje en urgencias quiere decir que deba estar todo el día con el seño fruncido.
¿Por qué ésta entrada?
Bueno, porque el día de hoy un hombre preguntó hasta qué hora su hija esperaría por atención medica (no había espacio para él, todos los box estaban repletos), a lo que la enfermera respondió de forma calmada lo que estaba sucediendo y el por qué de la demora. Cuando terminó, sonrió y continuó platicando con otro compañero, quien le contaba una anécdota muy graciosa que le había pasado camino al trabajo. El hombre furioso comenzó a insultarnos a todos; que no teníamos derecho a sonreír porque estábamos en un trabajo serio.
Nos trató mal y se marchó… bueno, el doctor se levantó de su lugar de trabajo y lo echó.
—No puedes tratar así a una señorita
Finalizó antes de cerrar la puerta de entrada a la urgencia.
Muy admirable por parte de ese joven doctor, pero… todos quedamos pensando el por qué ese hombre, furioso, gritó que no podíamos sonreír. Quizá fue porque aún no recibía la atención que esperaba…
O…
Porque la gente aún cree que todos aquellos que trabajamos en salud no merecemos sonreír.
En fin… eso sería todo…
xD
Sólo quería expresar lo que pasó el día de hoy… ¡Gracias por leer! Nos vemos otro día. ;) No olvides comentar.

¡Saludos a todos!  ¡Muack!


4 comentarios:

  1. Pues aquí vengo comentando :3

    Mmm... Yo no creo que ese hombre haya querido decir que no pueden sonreír porque trabajan en salud. Por supuesto que se trata de un trabajo serio, pero eso no les quita el derecho de hacerlo, y al fin y al cabo, ¿no es cada trabajo serio a su manera, para quienes lo ejercen y quienes reciben el producto de él? Es como tú dices, tampoco serviría de nada preocuparse excesivamente, necesitas sobreponerte y tratar de verlo con entusiasmo, porque habrá más personas que necesitan de ti. Entiendo perfectamente eso. Y no sé si ese hombre lo pensara así también, o tal vez no, pero sigo sin creer que haya sido eso, al menos, lo que lo hizo reaccionar así en ese momento. Me voy por la otra opción que diste: el no recibir la atención que esperaba.

    Definitivamente no tenía el derecho de tratarlos así. Sobre todo porque era un tema logístico, ustedes no tenían la responsabilidad de que hubiera tanta gente y no alcanzara espacio para más atención. Y no es como si pudieran hacer algo más. Explicarle lo que pasaba era todo lo que podían hacer, y lo hicieron. Pero míralo de esta forma... Llevas a tu hija a urgencias, no sé qué tan grave sea el caso, pero no la pueden atender, esperas que la atiendan y no la pueden atender, y sabes que no puedes hacer nada, y te desesperas, porque en esas cosas todo es tiempo y quieres que te atiendan pero no te pueden atender, y la desesperación te hace pensar en las peores posibilidades y solo quieres que te atiendan ya, y le preguntas a la enfermera, y te dice que está lleno, que no se puede... Y tú estás ya tan desesperado por la respuesta, porque no puedes hacer más que seguir esperando, y entonces... La enfermera se pone a conversar de cosas graciosas con su compañero.

    ¿Lo ves? ¿La forma en la que yo lo veo? Ustedes no tenían la culpa. Y no podían hacer más de lo que ya habían hecho. Y como digo, definitivamente no fue la forma de reaccionar, pero cuando uno está desesperado por algo y siente que los demás no se esfuerzan por conseguirlo (repito: siente), se enojará. Sea racional o no, él podría haber tenido la impresión de que mientras él se preocupaba y su hija estaba mal los demás se divertían, y entonces sale esa impotencia, esa soledad de no sentirse ayudado, de no sentir que hacen nada por arreglar el problema. Vuelvo a decirlo, sé que no podían hacer nada, y a lo mejor él lo sabía también. Pero cuando uno está desesperado, cuando se trata de alguien que quieres, uno no se da cuenta de esas cosas.

    O a lo mejor el caso no es así y todo lo que he dicho no tiene sentido, o al menos tiene menos sentido de lo que tendría en un caso más grave. De todas formas quería decirlo, espero que no importe mucho :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de hecho, siempre me pongo en sus zapatos, pienso y pienso y digo; me gustaría, de veras, poder atenderlos a todos.... ayudar, porque para eso estudié esto -y para ganar más dinero, pero no viene al caso XD-. Pienso y pienso, cómo me sentiría yo si fuera mi madre la que está afuera esperando por atención ¡También me sentiría terrible! :X Querría ser atendida lo antes posible.... pero.... sino hay espacio, y ya sé esa información.... y si mi madre está tan grave, mejor la tomo a ella y me largó a otro lugar. Acá en Chile todo, pero todo está repleto de gente.... en hospitales hay 48hrs de espera por atención medica. Suena increible, pero es así.
      En cambio, en la clínica, lugar privado, tebemos como máximo un tiempo de espera de dos o tres horas.... el hombre llevaba quince minutos.... Cuando la gente llega en paro, puede estar todo lleno, pero siempre habrá espacio para ellos, porque guardamos dos box para esos casos..... @@ es dificil.... :C snif...

      xD

      Ya me gustaría poder hacer más.

      Gracias por comentar. x.x Yo creo que hasta perdí el hilo de la respuesta. xD

      Eliminar
  2. Sabes que creo, la gente siempre busca la simpatía, y pues si se sentía mal por su hija que no era atendida y estaba preocupada por ella pues tal vez esperaba que el resto del mundo se sintiera de la misma manera con él, lo cual nunca sucederá. Además, a eso agregale el sentimiento de impotencia. En realidad, él se pasó, pero en parte lo comprendo, no sé.

    En todo caso, tu compañera tampoco hizo nada mal, porque al menos le explicó, aquí en mi país nos ignoran olímpicamente y se ponen a reír de los que esperamos enfermos, el servicio de salud de mi país es terrible y odio a todos los doctores y estudiantes de medicina y enfermeras porque es como que olvidarán que van a tratar con personas. Ah, pero esa es otra historia XD

    En todo caso, a todos nos pasa, que olvidamos que tratamos con personas y se nos sale de todo XD

    Con mi hermano pues mira que él hablaba a cada rato a maternindad para ver cómo estaba su novia y la enfermera lo dejaba colgado. ¡Ni siquiera se dignaban a decirle cómo estaba ni nada! Ok, ya me salí del tema XD

    Pero tu compañera lo hizo bien, faltan enfermeras como tú aquí.

    XD

    (Al final no dije nada coherente, sorry :( )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes también lo que he notado, que no puse en mi entrada.... es que, no sólo en el area de salud es así, es en todos lados....
      Ejemplo, ese mismo día venía camino a casa y un hombre le gritaba al chico que vendía helado que se diera prisa, que dejara de hablar y blablablab
      pero, el chico estaba preparando el helado.... lo hacía y también hablaba. ._. ¿Por qué se quejaba? Sí, había una fila inmensa, pero, es que siempre a esa hora de la tarde y con la calor que hacía.... se llena. ¡Hay mucha gente!
      Luego....
      Subí a la micro y estaba atochada de gente x.x siquiera podíamos movernos. xD Yo estaba en un rincón tranquila jajaja :) pero, el conductor no podía partir porque ellos también tienen un horario de salida.... y la gente comenzó a gritar e insultar al hombre, que dejara de "reír". Y fue así como se formó la entrada en mi cabeza....

      xD! El por qué a las personas les incómoda tanto ver a otras reír.

      Sentirán que se ríen de ellos al no ser atendidos como corresponde.... o como quisieran...?

      Yo me enojo cuando pido atención, a una vendedora, y ella se que hablando con su compañera me mira y sigue hablando. Me enojo, no le digo nada y me voy. xD!
      Quizá es más importante hablar que vender, no sé.

      jajjajaj

      En fin, mon amour, te amo mucho, gracias por comentar y de igual forma, no respondí nada coherente. XD

      Ti amU! :3

      Eliminar